Si hiciéramos un resumen de lo que se puede ver en la 68° Muestra Internacional de Cine sería más o menos así: una secuela de Juana de Arco; un Luis Buñuel de dibujos animados, un clásico de la nouvelle vague, un épico drama familiar chino, una obra de ciencia ficción brasileña, los nuevos discursos sociales de Ken Loach y Robert Guédiguian, y poderosos retratos de mujeres enfrentadas a la guerra, a una pasión enfermiza, al enclaustramiento medieval y a la pérdida de un hijo. En la 68° Muestra hay seleccionados oficiales del Festival de Cannes, hay Osos de Plata de la Berlinale, hay nominados al Óscar y distinciones del Jurado de festivales de todo el mundo. Hay muchos etcéteras.

Como se puede apreciar en esta reducida sinopsis de la programación de este año, y como se puede constatar en el programa de mano de cualquier edición anterior, la Muestra es y siempre ha sido un repertorio ecléctico de temas, creadores, países, reconocimientos, géneros, corrientes… Con más de cuatro décadas de existencia, la Muestra puede parecer la misma tradición de siempre, sin embargo, nunca ha sido la misma en pantalla. Hablamos de un evento que, así como la forma de expresión humana que tiene como propósito difundir, nace de una ambivalencia entre lo estático de algunos procesos de producción y la movilidad de su cualidad creativa. Así, la Cineteca Nacional tiene la inamovible responsabilidad institucional de acercar las mejores propuestas cinematográficas del impredecible flujo creativo mundial a la mirada del también cambiante público mexicano.

Así como el legado de muchas de las obras que han pasado por su historia; así como el circuito que trasciende el recinto original para llevarla a más espacios de exhibición; así como los textos aquí reunidos adquieren una mayor dimensión después de ver las películas; así como el concepto visual de esta edición donde una ondulación azulada es evocada a partir de una abstracción gráfica, y así como la misma sustancia de tiempo de la que está compuesta el arte cinematográfico, la Muestra siempre está en movimiento.Cineteca Nacional

Programación