INFORMACIÓN GENERAL

 

La Cineteca Nacional de México abrió sus puertas el 17 de enero de 1974 con la proyección de la película El compadre Mendoza (1933), de Fernando de Fuentes, y desde ese primer momento quedaron bien asentadas su misión, visión y objetivo principal:

1) Preservación del patrimonio fílmico nacional e internacional.

2) Promoción de la cultura cinematográfica

Se construyó en uno de los Foros de los Estudios Churubusco, y en aquel entonces estaba adscrita a la Dirección de Cinematografía de la Secretaría de Gobernación. La conformaban dos salas de proyección abiertas al público (Salón Rojo y Sala Fernando de Fuentes), y tenía además un área de exposiciones periódicas, una hemeroteca-biblioteca especializada, una librería, un restaurante y bóvedas de seguridad para el almacenamiento de filmes con temperatura y humedad controladas, así como un taller de mantenimiento y reparación de películas.

Una reforma administrativa de la Presidencia de la República en 1976 creó la Dirección General de Radio, Televisión y Cinematografía (RTC) y la Cineteca Nacional pasó a formar parte de ella; un año antes ya había ingresado a la FIAF (Federación Internacional de Archivos Fílmicos), convirtiéndose en miembro activo en 1977, época en la que comenzó a organizar la Muestra Internacional de Cine.

En 1980 llevó a Fachada Cinetecacabo por vez primera el Foro Internacional de la Cineteca, espacio reservado para realizadores emergentes y de vanguardia. Tras el incendio sucedido en marzo de 1982, las nuevas instalaciones fueron inauguradas el 27 de enero de 1984, y así la Plaza de los Compositores de la Avenida México-Coyoacán 389 se convirtió en la nueva sede de la Cineteca Nacional.

En 1992 se dio inicio a la construcción de bóvedas para el almacenamiento con los controles de seguridad, humedad y temperatura que la FIAF exige a todo archivo fílmico, financiadas con ingresos de la propia Cineteca, las cuales fueron inauguradas en 1994. Dos años después, en 1996, un nuevo cambio administrativo la separa de RTC para ser integrada al Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

En 2011, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) impulsó  la modernización y ampliación de las instalaciones y los espacios públicos de la Cineteca Nacional. La iniciativa abarcó la construcción de cuatro salas más, con capacidad para 180 espectadores cada una, un foro al aire libre y la renovación total del mobiliario de las ya existentes.

También se construyó una bóveda de 700 m2 con capacidad para albergar 50 mil películas y un laboratorio de restauración digital de películas para desarrollar un programa de rescate de imágenes en movimiento.

A partir de este 2014 la Cineteca Nacional, con la finalidad de enriquecer la cultura cinematográfica y contribuir a la formación de públicos y cinéfilos, se creó el Departamento de Extensión Académica, encargado de la organización de diplomados, cursos, seminarios, cátedras y talleres impartidos por especialistas en el séptimo arte.

Con fecha 2 de febrero de 2017, se publicó en el Diario Oficial de la Federación, el "Acuerdo por el que se agrupan las entidades paraestatales que se indican al sector coordinado por la Secretaría de Cultura", previendo en su artículo Primero, fracción VIl, que el Fideicomiso para la Cineteca Nacional se agrupa en el sector coordinado por la Secretaría de Cultura, además de disponer en su disposición Segunda Transitoria su modificación.

El 4 de abril de 2017, se suscribió el Quinto Convenio Modificatorio al Contrato del Fideicomiso para la Cineteca Nacional, en el cual, se modificaron las disposiciones contractuales, y en la Cláusula Tercera, se estableció como objetivo del Fideicomiso para la Cineteca Nacional, en términos de lo previsto en el artículo 41, fracción 1, inciso "e", de la Ley Federal de Cinematografía, es el rescate, conservación, protección y restauración, de las películas y sus negativos; la difusión, promoción y salvaguarda del patrimonio cultural cinematográfico de la Nación, así como la organización de eventos educativos y culturales que propicien el desarrollo de la cultura cinematográfica en todo el territorio nacional.


Misión:

La Cineteca Nacional tiene como misión rescatar, preservar, conservar, incrementar y catalogar los acervos fílmico y no fílmico, mismos que conforman la memoria cinematográfica de México, promover y difundir las más destacadas obras de la cinematografía nacional e internacional, así como la organización de eventos educativos y culturales, con el propósito de estimular el desarrollo de la cultura del cine.

Visión:

Consolidar al Fideicomiso para la Cineteca Nacional como el principal archivo fílmico del país y uno de los más sobresalientes internacionalmente, en colaboración con instituciones nacionales e internacionales que coadyuven al rescate, preservación, investigación, promoción y difusión del patrimonio cinematográfico de México y del mundo.

Objetivo institucional:

El rescate, conservación, protección y restauración, de las películas y sus negativos; la difusión, promoción y salvaguarda del patrimonio cultural cinematográfico de la Nación, así como la organización de eventos educativos y culturales que propicien el desarrollo de la cultura cinematográfica en todo el territorio nacional

Salas de la Cineteca Nacional:

Sala 1 Jorge Stahl

Sala 2 Salvador Toscano

Sala 3 Fernando de Fuentes

Sala 4 Arcady Boytler

Sala 5 Matilde Landeta

Sala 6 Roberto Gavaldón

Sala 7 Alejandro Galindo

Sala 8 Ismael Rodríguez

Sala 9 Juan Bustillo Oro 

Sala 10 Luis Buñuel

Foro al Aire Libre Gabriel Figueroa

ACERVOS

 

La Cineteca Nacional, al igual que otras instancias gubernamentales, ayuda a preservar los bienes culturales acumulados por tradición o herencia pertenecientes a toda la nación. La Dirección de Acervos es la encargada de conservar esta memoria cinematográfica de México, misma que ha sido clasificada en dos categorías: acervo fílmico y acervo no fílmico.

El acervo fílmico ocupa cuatro bóvedas y está constituido por más de 17 mil copias de la cinematografía nacional e internacional, tanto largometrajes como cortometrajes. Se resguardan en formatos de 35 y 16 milímetros en su mayoría, tanto positivos como negativos,  pero también tienen cabida las cintas de 8, súper 8 y 9.5, hoy en desuso. Las bóvedas están ambientadas a la temperatura y el nivel de humedad requeridos por las normas internacionales fijadas por la FIAF (Federación Internacional de Archivos Fílmicos) para mantener el material en óptimas condiciones y así aplazar su deterioro natural.

El acervo no fílmico, conservado en una quinta bóveda, está dividido en archivo videográfico y archivo iconográfico: el primero está formado por una colección de más de  47 mil ejemplares, de formatos muy diversos, y el segundo por más de 378 mil piezas de materiales tales como fotografías, carteles, fotomontajes, diapositivas y negativos. También forman parte de la colección antiguos equipos de proyección, mesas de edición y otros objetos.

LABORATORIO
DE RESTAURACIÓN

 

El Laboratorio de Restauración Digital forma parte de la renovación de la Cineteca Nacional y es uno de los primeros ejemplos en América Latina. El nuevo espacio que alberga el Laboratorio cuenta con controles de seguridad y condiciones ambientales reguladas para el correcto manejo de los materiales fílmicos.

Su principal premisa es rescatar las películas cinematográficas que pertenecen al acervo de la institución, con una vocación fundamental: la restauración, esto es, el diseño y desarrollo de metodologías de evaluación, investigación e intervención para el material fílmico con responsabilidad, actitud ética, científica y crítica. Concebido para ser un espacio de vanguardia en la restauración digital fílmica, el laboratorio tiene como ejes principales de trabajo los siguientes:

1) La restauración digital, que consiste en el rescate de las colecciones y de las películas nacionales, iberoamericanas e internacionales con técnicas especializadas.

2) La investigación fílmica, aplicando técnicas de investigación histórica y científica, que, combinadas con técnicas digitales permiten ampliar el conocimiento sobre el material fílmico.

3) La formación especializada de restauradores capacitados en material fílmico, una tarea inédita en el país y a la vanguardia mundial, considerando que existen muy pocos espacios dedicados a esta vocación en el mundo (Amsterdam, Bologna, Gorizia, Rochester, West Anglia).

Para cumplir con estos ejes, el laboratorio cuenta con tecnología altamente  especializada, equipos de digitalización y softwares de restauración, tales como:

Arriscan con Wetgate. Este equipo es un escáner de alta resolución (2K) que escanea, fotograma por fotograma, cualquier tipo de material —incluyendo aquellos altamente dañados—. Por su parte, el sistema Wetgate es un pasaje en líquido que permite eliminar, sin afectar la película, un alto porcentaje de los defectos ópticos.

El Sondor OMAE. Es un reproductor de bandas sonoras creado para trabajar las bandas más antiguas del cine. El Memory HD. Consiste en un sistema especial de telecinado en alta resolución, para material de acervo 16mm, 8mm, super8 y 9.5mm, el primer formato amateur conocido como Pathè Baby.

En lo concerniente al software de restauración digital, la paquetería comprende opciones para la restauración de sonido, la imagen y el color; entre los más eficaces para el rescate de imágenes se cuenta con el Diamant y el Revival.

ARCHIVO MEMORIA

En 2010, la Cineteca Nacional comenzó un proyecto de rescate de "películas huérfanas" con la intención de hacerlas accesibles al público. Una "película huérfana" es, en su concepción más estrecha, una película que ha sido abandonada por su dueño. En términos  generales, se trata de cualquier película que existe fuera del espectro comercial y que ha sido descuidada, escondida o es única. De la suma de imágenes puestas en una película a lo largo del siglo pasado sólo un porcentaje reducido ha formado el estrecho canon de largometrajes que usualmente son vistos como la historia del cine. Pero la historia de la imagen en movimiento está hecha, también, de lo "no visto": películas familiares, noticieros, trailers, películas amateur, material censurado, cine educacional, obra experimental, pruebas de cámara, material de archivo, animaciones, pietaje antropológico y otros fragmentos efímeros. Cada una de estas formas es un espejo de la sociedad donde fue creada y juntas construyen un registro olvidado de la vida como ha sido vivida.

Archivo Memoria está diseñado para preservar las imágenes que conforman nuestra memoria social y generar conciencia sobre su importancia a través de un amplio programa de preservación y acceso. Y más allá de "salvar" estas películas, el proyecto tiene el objetivo de reimaginar el archivo como un lugar para la creación: concebir las actividades del archivo como un medio para crear nuevos conocimientos y nuevos proyectos creativos a través de la reutilización de estas imágenes en movimiento.

Archivo Memoria está conformado por más de 150 colecciones, que se traducen en el ingreso a las bóvedas de cerca de 5,000 rollos de película, en formatos como 16mm, 9.5mm, 8mm y súper 8mm.

 ¿Quieres participar con nosotros en el proyecto? 

Archivo Memoria maneja el resguardo, la revisión y la digitalización de películas. El servicio se ofrece para aquellas personas que deseen donar a la Cineteca las películas que están en su posesión. Esto incluye cualquier formato de películas (8mm, súper 8mm, 16mm, 35mm) cuyo contenido corresponda al concepto de película “huérfana”. A cambio de su donación a la Cineteca se entrega un DVD con el material fílmico digitalizado.

Cabe mencionar que este material es susceptible de ser reutilizado en nuevos montajes, siempre y cuando se cuente con el permiso por escrito de los dueños originales del material, para de esta forma darle una nueva exposición en una recontextualización fílmica que potencie su característica intrínseca de testimonio histórico, social y cultural.

A los interesados en donar  y en acceder a las colecciones con intereses de investigación y trabajo, les pedimos favor escribirnos a: archivomemoria@cinetecanacional.net o comunicarse al teléfono 554155-1216.

CÓMO CONSULTAR


Para consultar los acervos que conserva la Cineteca Nacional es necesario realizar una solicitud a través del área correspondiente tomando en consideración que:

1. La consulta de las películas digitalizadas se puede hacer en la Videoteca Digital “Carlos Monsiváis” de martes a sábado.
CONSULTA EL CATÁLOGO

2. La consulta en sitio para fines de investigación de los acervos filmicos, videográficos e iconográficosque no se encuentran digitalizados se condiciona por el estado de conservación de los materiales.

3. La Cineteca Nacional no cuenta con los derechos patrimoniales para el uso, préstamo y explotación de la mayoria de las obras que se resguardan en su acervo. La institución facilita la consulta de sus acervos, sin embargo para el uso de ellos, el interesado deberá tramitar los permisos con los responsables o dueños de los derechos.

4. Se cuenta con el servicio de reprografía digital del acervo iconográfico (fotografías, carteles, fotomontajes, etc) para apoyar a investigadores, estudiantes, editores y público en general cubriendo la cuota vigente correspondiente y entregando una carta responsiva donde se compromete a tramitar los derechos si fuera el caso.
Llena e formulario o bien, escríbe directamente a los siguientes correos:

Acervo fílmico
dora@cinetecanacional.net
con copia a preservacion@cinetecanacional.net

Acervo videográfico, iconografico y digital
dora@cinetecanacional.net
con copia a preservacion@cinetecanacional.net

EXPERIENCIAS DE ARCHIVO es un espacio de encuentro creado en enero de 2015 en el que el último lunes de cada mes se reúnen en la Cineteca Nacional: archivistas audiovisuales, investigadores, estudiantes, cineastas y público en general para compartir descubrimientos, dudas, reflexiones y deseos en torno a la gestión, preservación y conocimiento de colecciones audiovisuales. Coordinado por Tzutzumatzin Soto y Angel Alemán, el proyecto tiene el objetivo de fortalecer la formación de una cultura comunitaria de preservación audiovisual.


 

"Sin lugar en el archivo", "El método de la sorpresa" y "Tepalcates audiovisuales" son algunos de los títulos de estas sesiones, y son ejemplo tanto de la diversidad de temas presentados como de una perspectiva fresca que ha buscado acercar a un público nuevo a la programación de archivo.

En este espacio se han mostrado tanto técnicas para la preservación de filme en nitrato, como estrategias para preservar colecciones de video de museos públicos; también se ha llamado la atención sobre los archivos regionales tanto como el reconocimiento del cine amateur, experimental y familiar, así como el acercamiento a la producción fílmica estatal, entre otros.

Se puede consultar el registro de las sesiones anteriores en la Videoteca Digital de la institución.

 

MIRADAS AL ACERVO

Miradas al Acervo es una selección de obras fílmicas de gran valor histórico que han sido preservadas y digitalizadas por la Cineteca
Nacional y puestas en acceso a través del canal de youtube de la institución. La lista de reproducción Miradas al acervo ofrece
una variedad de obras audiovisuales que incluye noticieros, documentales, giras presidenciales, peliculas caseras y ficciones
Estos materiales, inéditos en su mayoría, abarcan desde los años veinte hasta los ochenta.

La lista de reproducción cuenta 100 materiales disponibles y cada semana el equipo del área de acervos prepara una nueva selección
para seguir disfrutando de estos materiales, siendo los tres más vistos hasta el día de hoy: Carnaval en Tepoztlán (Alfonso Muñoz,
1961), Peregrinaciones a Chalma (Fernando Cámara, 1971) y Escultura Tolteca (Alfonso Muñoz, 1968)v

Miradas al acervo se puede consultar a través de la página web o el canal de Youtube de la Cineteca Nacional, o bien a través de la
sección de Cineteca en la página de Contigo a la distancia.

Peregrinaciones a Chalma, 1972 [13,989]
Escultura tolteca, 1968 [11,807]
Carnaval en Tepoztlán, 1961 [8,666]